A mi amigo Marley…

A un mes de tu partida, aun me sigo preguntando porque te me fuiste tan pronto. Al despertarme entre semana, no te veo adormilado en tu cama, para que después te despidas de mí al irme a mi rutina de trabajo. Al llegar a casa, ya no hay nadie ladrando, moviendo su colita porque ya llegué. Ya no hago ese ruido chistoso al entrar para llamarte y ya no estas para darme algún muñeco para jugar contigo.

A un mes de tu partida, sigo extrañando los fines de semana donde en las mañanas me despertabas saltando en mi cama. Ya no vas a darnos tu patita para que te demos panqué de plátano a la hora del café. Ya no tengo que abrir la puerta del patío para que tomes el sol. Extraño las voces que mis papás hacían al hablarte. Extraño que mi hermano ya no te diga “gordo”. Extraño agarrarte tus patitas a pesar de que a ti no te gustaba y hacías como que me mordías.

A un mes de tu partida, sigo agradecida por todos eso buenos momentos que me diste a lo largo de tu vida. Fuiste un hermoso regalo para mí y mi familia, y aunque solo fueses un animalito, me enseñaste lo que es amar incondicionalmente y ser feliz por más que haya días nublados. Aún sigo pensando que todo es un sueño del cual voy a despertar y te voy a volver a ver. A veces me enoja tener esa esperanza, porque la realidad es otra. Pero también me pongo a pensar que si en lo que creemos es verdad, algún día nos volveremos a encontrar.

Siempre te llevare en mi corazón mi amigo, mi Marley….

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s